¿Qué es el GAS de Ethereum?

Tokenización de activos

Una de las características que tiene Ethereum, es la posibilidad de tokenizar activos a través de los Smart Contract. En concreto podemos hablar de utilities, securities o commodities, tres conceptos que definen el activo tokenizado.

La posibilidad de tokenizar un activo nos permite crear un sistema de intercambio o transmisión de los tokens, y un sistema de control y trazabilidad gracias a un registro distribuido basado en la tecnología Blockchain de Ethereum. De esta manera, quedará reflejado en el registro distribuido de Ethereum, tanto la creación de los tokens, su distribución y las posteriores transacciones que se produzcan.

 

Smart contract y el GAS

Como indicábamos anteriormente, la creación de los tokens en Ethereum se realiza a través de un Smart Contract. Estos contratos inteligentes son, básicamente, programas informáticos que se ejecuta automáticamente cuando se dan unos requisitos preestablecidos.

En la siguiente imagen, podemos ver las líneas de código de un Smart Contract. Un código como este, gestionará la creación del token y su transmisibilidad. Estando cada uno de estos eventos ejecutado por el Smart Contract y estampado en el registro distribuido.

Para que un Smart Contract se ejecute automática, el código informático debe ser procesado por un ordenador. En el caso de Ethereum, el ordenador que procesa estos códigos informáticos es la “Ethereum Virtual Machine” (en adelante, la “EVM”). La EVM se compone de una red de multitud ordenadores conectados en sí a través de internet, que trabajan en la ejecución de los códigos de Ethereum de forma conjunta.

Los ordenadores que son parte de la EVM ejecutan los Smart Contract a cambio de una remuneración. Dicha remuneración es proporcional al esfuerzo computacional que sea necesario para ejecutar el código, ya sea por cantidad o dificultad de procesamiento de las líneas. Para el cálculo de estas contraprestaciones, Ethereum creó el concepto de GAS.

El GAS es el coste asociado a la ejecución de los Smart Contracts y existe una tabla que expone cual es la cantidad de Gas necesaria para ejecutar cada una de las operaciones que se pueden programar en un Smart Contract. Ethereum antes de procesar un contrato, calcula con respecto a la tabla el coste del procesamiento. Existen diferentes velocidades de procesamiento y dependiendo de la que elijamos, el coste de GAS será mayor o menor. Para hacernos una idea, eligiendo un procesamiento estándar (4.7 Gwei) un millón de unidades de GAS cuesta 1 dólar actualmente. Para hacernos una idea, el coste de una transacción es de 21.000 unidades de GAS.

Pero el GAS no se puede pagar con dinero Fiat directamente, únicamente se puede consumir GAS a cambio de Ether, la moneda virtual de Ethereum. En consecuencia, necesitamos conectar nuestro Smart Contract a un monedero que contenga Ethers, para que cada vez que se procese nuestro código se cobre el coste de GAS consumido.

Por tanto, para poder crear los tokens y gestionar las transacciones realizadas, deberemos ejecutar un Smart Contract y esto llevará un coste asociado en concepto de GAS. Y deberemos pagar este GAS con Ethers desde un monedero que será creado previamente, que haya sido cargado con Ethers.

 

Si necesitas que te ayuden con temas de tokenización a nivel legal y de desarrollo de software en Blockchain, no dudes en contactarnos.

Previous ArticleNext Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola. Somos tu despacho de abogados para proyectos tecnológicos y startups. ¿Hablamos?
Powered by